como un niño

Me gusta o no me gusta: así es como solemos dividir el mundo, exactamente como lo haría un niño… Lo que nos disgusta tiene derecho a existir; lo que nos disgusta puede incluso convenirnos.

Pablo d’Ors

.

.

 

Anuncios
Publicado en zen meditación | Etiquetado ,

abandona

Abandona toda auto-identificación, deja de pensar en ti mismo como tal o cual. Abandona toda preocupación personal, no te preocupes por tu bienestar, material o espiritual, abandona todo deseo, grosero o sutil, deja de pensar en logros de cualquier tipo. Estás completo aquí y ahora, no necesitas absolutamente nada.
..
.
 .
.
Publicado en advaita, zen meditación | Etiquetado , , ,

hacer o ser

La meditación consiste en no intentar mejorarnos a nosotros mismos ni llegar a ningún otro sitio, sino simplemente en darnos cuenta de dónde estamos. No consiste en hacer algo, sino en ser.

Jon Kabat-Zinn

.

.

 

Publicado en zen meditación | Etiquetado , , ,

nada que acumular

¿Adónde quieres ir para llegar aquí? Cualquier paso te llevará a otro lugar. Esto es una sorpresa para la mente, que concibe la libertad, o la iluminación, como una especie de acumulación, y desde luego no hay nada que acumular. La realización está fuera del tiempo: es ahora o nunca.

Adyashanti

.

.

 

Publicado en advaita, zen meditación | Etiquetado , , ,

como un sordomudo

‘La enseñanza de un monje debe ser como el discurso de un sordomudo’. La lengua del Zen no es japonés, ni inglés, ni francés, sino la de los gestos, la expresión de los ojos, de las manos, de los pies, de todo el cuerpo.

El verdadero zen se transmite i shin den shin, de mi corazón a tu corazón.

Taisen Deshimaru

.

.

 

Publicado en zen meditación | Etiquetado , , ,

mismos medios

Los medios con los que reorientamos la mente son de la misma naturaleza que la dirección que queremos seguir: pacíficamente regresamos a la paz, suavemente nos decidimos por la suavidad.

Gerald G. Jampolsky

.

.

 

Publicado en psicología, zen meditación | Etiquetado , , ,

no te pierdas

No basta con que laves el arroz, has de hacerlo cuidadosamente, grano a grano. Cada bocado que introduces en la boca, cada palabra que pronuncias, cada encuentro, cada segundo.

No te pierdas en algún otro sitio con tus cantinelas mentales, no dejes los platos a medio fregar, no hagas nada de mala manera.

Joko Beck

.

.

 

Publicado en zen meditación | Etiquetado , ,