desaperecen

En los momentos de trascendencia, el amante y el amado desaparecen. Solo queda el amor.

Leonard Jacobson

Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.