la mayor fuerza

Nuestra mayor fuerza reside en la dulzura y la ternura de nuestro corazón.

Rumi

Esta entrada fue publicada en psicología, zen meditación. Guarda el enlace permanente.