felicidad o paz

No queremos sufrir, queremos ser felices. Pero de hecho, la felicidad es solo una forma refinada de sufrimiento. El sufrimiento es una versión burda de la felicidad… ambas, felicidad e infelicidad, o placer y tristeza, son engendradas por el mismo padre: el deseo. Entonces, cuando te sientes feliz la mente no está en paz. Por eso, aunque seas feliz, el sufrimiento es inminente.

La paz no es ni felicidad ni infelicidad: ninguna de las dos es la verdad.

Ajahn Chah

Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.