soy el aire

Soy el Aire que él respira hacia dentro y hacia afuera miles de veces al día, y que él considera garantizado. Sin mí, él no podría vivir. Sin mí, él moriría una muerte rápida y dolorosa. Aunque él me sigue cuando entro y salgo, muy raramente se identifica conmigo y se vuelve yo. Él conserva la ilusión de la distancia y de la separación, pero ¿no es él yo mismo? Cuando él es yo, él desaparece y toda ilusión de separación se va también. Él me llama respiración como si yo fuera algo suyo, como si todo funcionara alrededor suyo. Yo no soy más suyo que él es mío. Yo soy el que da vida a todas las cosas, tanto las inanimadas como las animadas, y también el que acaba con toda vida, erosionando y causando decadencia. Eventualmente doy y tomo todo tipo de vida. No pertenezco a nadie y nadie me pertenece. Todos estamos conectados y dependemos los unos de los otros. Recuérdame en tu siguiente respiración. Estoy aquí por ti.

Genpo Merzel

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.