ser despierto

El ser despierto es alguien que tiene un problema financiero: no ha encontrado trabajo y necesita ganarse la vida. Ahora, como ser despierto, se gana la vida bastante bien. Pero si tienes un trabajo adecuado, si tienes de que comer, no merece la pena estar despierto.

Estar despierto o no despierto: dos conceptos que proceden del miedo. No hay seres despiertos sino gente que tiene miedo. Tienen miedo, necesidad de saber, se apropian de conceptos mal comprendidos y transmiten su “enseñanza”.

Debemos dejar que esos desdichados –los que están jubilados, se aburren o tienen problemas financieros– estén despiertos; pero es una forma de manifestación degenerada muy significativa de nuestra época.

En Oriente no hay despiertos, sino gente que ha reconocido su total nulidad, su simplicidad. Dejan que su vida se cumpla a través de ellos. El hecho de que algunos de sus alumnos comprendan mal esta simplicidad y quieran verlos como diferentes no expresa más que su falta de comprensión.

Hay un despertar, pero no hay despiertos.

Eric Baret

.

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.