pulir la teja

Mazu (Baso Doitsu) estaba un día en el monte, sentado en tso-ch’an (zazen), cuando Huairang (Nangaku Ejo) pasó por allí:

-“Hermano, ¿para que estás ahí sentado en meditación?”

-“Para alcanzar la iluminación”, repuso Mazu.

“Ah, ya veo”, dijo Huairang; cogió del suelo un trozo de teja y se puso a frotarla contra una piedra.

-“Maestro, ¿que estás haciendo?”

-“La estoy puliendo para hacer de ella un espejo” -contestó Huairang.

“¿Como se puede hacer un espejo de un trozo de teja?”

“¿Como puede hacerse un Buda de sentarse a meditar?”

m

m

m

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.