al final

.

Yo las barría…

Y al final no las barrí:

las hojas secas.

. . . – – – – – – – – – – – – – – – –  Tan Taigi

 

Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.