Jager (3): voluntad

Lo malo de la voluntad reside en su intento de convertir las exigencias del camino en asunto suyo: entonces se propondrá expresamente desembarazarse del yo, lo cual es una paradoja perversa pues la voluntad no puede desembarazarse de sí misma.
.
Mientras se quiera avanzar en el camino espiritual no se adelantará nada. Solamente adelantará el que se desprenda de la voluntad, y no el que quiera no querer.
.
…………………ffgfgffgfgfgfgfgfgfgfgf……………………….. Willigis Jäger  (La ola es el mar)
.
.
.
.
.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.