cerca

¿Para qué ir tan lejos? ¡Mira, lo bueno está cerca!

Goethe

.

.

.

Esta entrada fue publicada en psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.