solo es el principio

En sí misma, la serenidad no es suficiente, la paz interna solo es el principio de una vida realmente satisfactoria y emocionalmente equilibrada. Tenemos que  aquietarnos y escuchar para poder oír nuestra verdadera voz interna. Tenemos que tranquilizarnos para que lo divino tenga la oportunidad de entrar en nuestra vida. La quietud y el silencio son necesarios para devolvernos a nosotros mismos.

.                                                                                                                                 Nancy O’Hara

.

,.

.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.