como un sordomudo

‘La enseñanza de un monje debe ser como el discurso de un sordomudo’. La lengua del Zen no es japonés, ni inglés, ni francés, sino la de los gestos, la expresión de los ojos, de las manos, de los pies, de todo el cuerpo.

El verdadero zen se transmite i shin den shin, de mi corazón a tu corazón.

Taisen Deshimaru

.

.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.