suponed que no hay tiempo

Suponed que no estáis yendo a ningún sitio salvo aquí y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente.

Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo… No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por el cerebro, de modo que, si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fueran el sonido del tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Alan Watts, El camino del Tao

.

.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología, Tao, zen meditación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.