el mundo real

—Maestro, ¿puedes instruirme en la verdad?

—¿Escuchas el sonido del torrente?

—Sí.

—Entonces no tengo ninguna verdad que enseñarte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.