no es más que un sueño

Un hombre quería ser rico y cada día iba a pedirle a Dios que le ayudara a conseguirlo. Un día de invierno, cuando volvía de rezar, vio enterrada en el hielo una bolsa de cuero y creyó que estaría llena de monedas y que sus deseos se habían cumplido.

Intentó cavar con las manos, pero no podía sacarla del hielo, así que orinó encima para fundirlo… y entonces despertó y se dio cuenta de que había mojado la cama.

Así es la vida de todos nosotros.

“La vida no es más que un sueño” (cuento zen)

.

.

.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.