hojas en blanco

Un dictador llegó al poder y el Maestro fue arrestado cuando, desafiando las normas de la censura, repartía octavillas en la calle. Una vez en la comisaría, se comprobó que en su mochila solo llevaba hojas de papel en blanco.

-« ¿Qué significa esto?», preguntó el policía.
El Maestro sonrió y dijo: «La gente sabe lo que significa».

La anécdota se hizo tan célebre que, años más tarde, a los sacerdotes no les hizo gracia ver al Maestro repartiendo hojas de papel en blanco en los templos.

Anthony de Mello, Un minuto para el absurdo, Ed. Sal Terrae

.

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en humor, psicología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.