deshimaru y sawaki

En Autobiografía de un monje zen (Luis Cárcamo, editor), Taisen Deshimaru cuenta su vida antes de llegar a Francia en los años 60, con especial referencia a las enseñanzas de su maestro Kodo Sawaki:

deshimaru autobioLo encontré en postura de zazen, inmóvil, tranquilo y fuerte, como un dragón preparado para atacar. La postura no debe ser blanda, sino majestuosa e imponente.

El zen nos permite adaptarnos al entorno sin dejarnos influir por él.

En zazen no hay que esperar obtener nada, sea lo que sea. Hay que ser completamente mushotoku. No hay que buscar el satori, ni alejar las dudas. Tampoco hay que esforzarse en rechazar los pensamientos enojosos, porque nada importa. ¡zazen no es pensar con la cabeza! Es una disciplina de todo el cuerpo.

Todos los fenómenos, sean cuales sean, son igualmente portadores de la verdad.

Zazen es la vía que permite el desapego. Para ello es suficiente un rincón tranquilo y un cojín sobre el que sentarse, sin moverse, sin hablar, de cara al muro. No hay otro misterio.

El individuo más despreciable es aquel que, a semejanza del común de los mortales, no tiene la dureza necesaria para alcanzar el paraíso, pero tampoco es lo bastante intrépido para saltar al infierno.

Algunos comen para trabajar, otros trabajan para comer. Nosotros debemos comer con el fin de realizar el ideal supremo del ser humano.

¡Vamos, actuad eficazmente al menos una vez, cambiad vuestras costumbres, no mañana, sino en este mismo instante!

.

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.