preocupaciones

La práctica zen no es una masturbación mental. Sólo puedes encontrar la paz de espíritu cuando practicas en medio de tus preocupaciones y de tu desasosiego mental. En la gran paz del espíritu se unen el sosiego y el desasosiego.
.
.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.