propósitos para el año nuevo

Recuerda que sólo hay un momento importante y es ahora. El momento actual es el único sobre el que tenemos dominio. La persona más importante es siempre la persona con la que estás, la que está delante de ti (quién sabe si tendrás trato con otra persona en el futuro). El propósito más importante es hacer que esa persona, la que está junto a ti, sea feliz.

Hablamos del servicio social, el servicio a la gente, el servicio a la humanidad, el servicio a los que están lejos, pero a menudo olvidamos que es la propia gente que nos rodea por la que debemos vivir en primer lugar. Si no puedes ayudar a tu propia esposa y a tu hijita, ¿cómo puedes servir a la sociedad? Si no puedes hacer feliz a tu hija, ¿cómo esperas hacer feliz a nadie más?

Si todos nuestros amigos de la Escuela de la Juventud no se aman y se ayudan unos a los otros, ¿a quién vamos a amar y ayudar? ¿Estamos trabajando para los seres humanos o sólo lo estamos haciendo en nombre de nuestra organización?

Servicio social. La palabra servicio es inmensa: la palabra social es igual de inmensa. Regresemos lo primero de todo a una escala más modesta: nuestras familias, nuestros compañeros, nuestros amigos, nuestra propia comunidad. Debemos vivir para ellos, porque, si no podemos vivir para ellos ¿para quien mas creemos que estamos viviendo?

Thich Nhat Hanh

Thay visita España en 2014, info aquí

.
.
.
.
.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.