dar en el blanco

Tras formarse en Eiheiji, Kobun Chino Otogawa llegó a California en 1967, como ayudante de Shunryu Suzuki roshi en Tassajara. Entre sus discípulos se cuenta Steve Jobs, el fundador de Apple; de hecho, cuando Jobs estuvo a punto de dejarlo todo para dedicarse a la meditación, Kobun le aconsejó que no lo hiciera, sino que escuchara a su corazón y encontraría el zen dedicándose con pasión a lo que más le gustara en la vida.

kyudoUna de sus anécdotas más divertidas -y demostrativa de lo que es el zen- la cuenta Daniel Goleman en Focus (Kairós): en cierta ocasión, Kobun fue invitado por el Instituto Esalen a realizar una demostración de kyudo (tiro con arco japonés). Habían colocado la diana en una loma cubierta de hierba, sobre un acantilado que daba al océano Pacífico.

Entre la expectación del público, el maestro se alejó a una distancia considerable, se colocó despacio -los pies, la espalda- en la postura del arquero, tensó muy lentamente el arco y, cuando estuvo totalmente concentrado, disparó.

La flecha se dirigió hacia la diana, aunque pasó silbando por encima de ella y cayó al mar.

-“¡Blanco!” -gritó alborozado Kobun, dejando atónito al público.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en humor, zen meditación y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.