estiramientos

En el Curso básico para la práctica del zen (Árbol editorial, México), Robert Aitken Roshi recomienda unos ejercicios de estiramiento (makkoho) que, realizados con prudencia (para evitar lesiones), facilitan sentarse en la posición del loto:

makkoho

1. Sentado en una alfombra o manta, llevar los talones a la zona genital y doblarse hacia delante con la espalda recta , tratando de tocar el suelo con la cara. Las manos se apoyan en el suelo, delante de la cabeza. Las rodillas también tocarán el suelo, o pueden moverse suavemente arriba y abajo para estirar los ligamentos.

2. Con las piernas juntas y estiradas, inclinarse hacia delante y tocar el suelo con las manos, manteniendo la espalda y las piernas derechas. Si es posible, tocar las rodillas con el rostro.

3. Abrir las piernas, estiradas; inclinarse hacia delante, manteniendo la espalda y piernas derechas, tocando el suelo con la cara. Poner las manos en el suelo, ya sea estiradas o delante de la cabeza.

4. Doblar una pierna hacia atrás, colocando el pie junto a la nalga (el empeine, pantorrilla y rodilla se apoyan en la alfombra); doblar la otra pierna. Luego echarse hacia atrás sobre un codo, después el otro codo, hasta apoyar suavemente la espalda (las primeras veces puede hacer falta un almohadón y la ayuda de otra persona). Subir los brazos por encima de la cabeza, de modo que las manos toquen el suelo, y volverlas a bajar.

Aitken cuenta que Yasutani Roshi practicaba estos ejercicios cada mañana, hasta los ochenta y pico años de edad. Más sobre makko-ho en Amalur Zen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.