juegos de rol

Los niños salen a jugar a “policías y ladrones”, se toman muy en serio su papel y después el juego se acaba y vuelven a ser niños.

Los adultos también jugamos a ser policías y ladrones, gobernantes y gobernados, judíos y musulmanes, negros y blancos, colombianos y venezolanos, cosas así. Aunque luego nos quedamos atrapados en el papel y no volvemos a ser como niños.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.