PNL y meditación

La meditación vista desde otros puntos de vista, como la PNL:

El secreto de la mayoría de ejercicios de meditación está en la respiración y la imaginación. Para empezar, basta con que tomes conciencia de tu respiración.
.
Respira unos minutos manteniendo un ritmo constante… Luego, toma una respiración profunda y, al exhalar, deja salir todo el aire y permite que con él se vayan todos tus pensamientos, preocupaciones y tensiones… Fluye y permite que las ideas entren y salgan de tu mente, sin clasificarlas… Si tienes diálogo interno, bájale el volumen hasta que no se escuche, sin luchar con él, o repite algún sonido placentero o una vocal, proyectando la voz desde el diafragma… Siente cómo el sonido vibra en todo tu cuerpo… Repítelo durante el tiempo que necesites para relajarte y aquietar tu mente…
.
.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología, zen meditación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.