todo está siempre en juego

El niño de la derecha es Josh Waitzkin, que se hizo famoso por la película En busca de Bobby Fischer. Después de ser ocho veces campeón de ajedrez de Estados Unidos, empezó a aprender Tai Chi Chuan, logrando en trece ocasiones el campeonato nacional de Push Hands y dos veces el campeonato mundial, que consiguió en Taiwán (y con árbitros chinos). En El arte de aprender. Un viaje en busca de la excelencia (Ed. Urano) explica cómo llegó a campeón del mundo:

El secreto está en recordar que todo está siempre en juego y que cuanto más presentes estemos en la práctica, más presentes estaremos también en la competición, en la sala de juntas, en el examen, el quirófano, el escenario. Si tenemos alguna esperanza de alcanzar la excelencia… la presencia tiene que ser como la respiración.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.