responsabilidad

No puedo hacerlo por ti, nadie puede. Sólo tú puedes hacerlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.