la verdad

No pretendo enseñar nada, ni podría hacerlo. Sólo se puede enseñar con el ejemplo, y yo no sirvo de buen ejemplo -ni apenas de mal ejemplo. Escribo porque me gusta, y porque es coherente con quien soy. No creo que leer un determinado blog u otro, leer una novela o ver la tele, sea mejor o peor -en realidad no hay “mejor”-, aunque siempre podemos hacer lo que nos gusta o sintoniza mejor con quienes somos.

Para saber quiénes somos o encontrar la verdad, la meditación es un camino adecuado. La verdad no está en un blog ni en las palabras de Buda, sólo está en tu corazón, y el silencio de la mente permite escucharla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.