no hay mejor

Este blog no sirve para nada, es importante saberlo. Ni leerlo -ni escribirlo- nos hace mejores; entre otras cosas, porque no hay mejor ni peor; hay lo que hay, es lo que es, en cada momento. Podemos leer este blog si nos gusta -o aunque no nos guste- o hacer cualquier otra cosa, pero sin la pretensión de ser mejores, que sería un error.

Aceptar lo que es no significa resignarse a que siga siempre así, porque en cualquier momento puedes hacer algo que cambie la situación. Pero forcejear con lo que es, luchar contra ello, es un esfuerzo inútil que gasta estérilmente la mayor parte de nuestras energías.

Si pudieras entender esto, habrías dado un gran paso (¿hacia dónde?). Si yo lo entendiera, también lo habría dado. Al caminar, camina; al sentarte, siéntate y, sobre todo, no vaciles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.