escribir zen

. . . . . . . .  . . . . . . Cuando llegues a la cumbre de una montaña, sigue subiendo.

Últimamente hay tantos libros sobre zen que parece que la gente no tiene tiempo de sentarse a meditar, se pasan el día escribiendo. En fin, como decía Alan Watts:

Para saber lo que es el zen no hay otro medio que practicarlo, experimentarlo concretamente, para descubrir lo que ocultan las palabras.

O:

Al escribir sobre zen hay que evitar dos extremos: uno, explicar tan poco que el lector quede perplejo; otro, explicar tanto que el lector crea que entiende el zen.

En fin, cuando llegues al final de un libro, sigue leyendo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.