funeral

Nunca se llora por el muerto: se llora por uno mismo.

(A Eduardo, in memoriam)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.