mil nombres para el gozo

Sigo leyendo Mil nombres para el gozo (Byron Katie), de una sabiduría deslumbradora:

El Trabajo es maravilloso porque te deja con lo real más allá de todas las respuestas. Te deja sin ningún concepto sobre quién deberías ser. No hay modelos, no hay ideales; la meta no es ser sabio ni espiritual. Simplemente te percatas de lo que es: “en vez de ser espiritual, sé honesto”. La verdad no respeta la espiritualidad, sólo se respeta a sí misma, tal y como aparece ahora. Y no es seria, es Dios riéndose de la broma cósmica.

.

.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología, Tao, zen meditación y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.