guerra y paz (en Gaza)

Esta semana, viendo a los comandos israelíes asaltar la flotilla solidaria con Gaza, me acordaba de aquella película, Éxodo, de 1960, en que Paul Newman, tan joven y apuesto, luchaba por salvar a los refugiados del barco y crear el Estado de Israel.

Ahora la situación es parecida, aunque algunos hayan cambiado de bando, en realidad las situaciones son siempre parecidas, los ricos actúan siempre como ricos, los pobres como pobres, los ejércitos utilizan sus armas y la función de los ejércitos es matar personas. Ojo por ojo y todos acabaremos ciegos.

En Israel se comportan como si el mundo les debiera algo porque el régimen nazi se portó mal con ellos y parece que siguen atrapados en los años 40 y ahora los que perpetúan esa dinámica son ellos mismos. Antes se hablaba del ghetto de Varsovia, ahora se habla del ghetto de Gaza, los años pasan pero de poco le sirvió a Moisés bajar con los Mandamientos (“No matarás”) porque siempre hay excusas para matar al vecino, aunque todos sabemos que nadie puede ganar una guerra, en las guerras todos pierden.

Shalom (paz), dicen los judíos al saludarse, Salam (paz) dicen los árabes, pero siguen matándose y nosotros los vemos y no hacemos nada y algún día la sangre nos salpicará a nosotros y entonces será demasiado tarde, aunque en realidad ya es demasiado tarde.

Cuando somos adolescentes nos quejamos de la corrupción, la injusticia o la incompetencia del mundo, pero llega un momento en que tenemos que hacernos responsables del mundo y decidir qué podemos hacer, por ejemplo, para promover la paz.

Creo que podemos empezar por la paz en nuestros corazones, la paz con nuestros familiares y vecinos y de ahí extenderla por el resto del mundo. Shalom. Salam Alaykum.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.