el segundo círculo

En El segundo círculo (Ed. Urano), Patsy Rodenburg nos enseña a estar siempre presentes, con una energía clara, plena y atenta que nos permite relacionarnos con otras personas, comunicándonos de igual a igual.

Hay conductas que nos quitan energía (la indiferencia, doblar la espalda, respiración superficial, la voz débil, las burlas, el escepticismo…), sin embargo, para triunfar en cualquier actividad, hay que mantenerse presente.

La autora diferencia entre estar en el primer círculo (retraimiento, formas de comportarse que nos hacen pasar desapercibidos), en el segundo (energía para contactar con los demás, estar centrado y alerta, curiosidad) y en el tercero (en que nos imponemos a los demás, mediante el engaño y la fuerza).

Las defensas del primer y el tercer círculo se establecen por miedo a la alegría y a la seriedad, y ambas actitudes llevan al escepticismo; en el primer círculo se coge energía de los demás, y en el tercero se proyecta sobre ellos, mientras que en el segundo se da y se recibe por igual.

En el libro se detallan formas de llegar al segundo círculo, ejercitando la postura, la forma de caminar, la respiración, la voz, las palabras que utilizamos, la forma de escuchar, de comer, etc., y luego se ven aplicaciones prácticas de cómo vivir en el segundo círculo en las relaciones familiares, el trabajo, el tiempo libre, etc., y una serie de ejercicios para practicar cada día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.