el momento del juicio

Esta mañana tenía la mente bastante en paz, así que puede darme cuenta del momento exacto en que hice un juicio. Iba en el coche, escuchando música, y de repente la persona que iba conmigo hizo un comentario que rompió mi concentración y que consideré desafortunado, y me di cuenta de cómo surgía en mi mente un adjetivo para calificar (o, más bien, descalificar) su actitud, para juzgarla. Seguro que ella lo ve de otra manera, y una tercera persona lo hubiera juzgado de modo totalmente distinto. Ese juicio, pues, no refleja la realidad, sino mi punto de vista, mis prejuicios o mis expectativas sobre la situación.

Krishnamurti decía: ¿Puedes mirar a la otra persona, percibirla como es, sin utilizar palabras?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación. Guarda el enlace permanente.