los dioses equinos

Hace tiempo que no escribimos nada de Augusto Monterroso, ese gran humorista y gigante de las letras hispánicas cuyas obras recomiendo a todos que las compren (y, a los más audaces, que las lean).  Aquí va otra de sus fábulas.

.

Caballo imaginando a Dios

A pesar de lo que digan, la idea de un cielo habitado por Caballos y presidido con figura equina repugna al buen gusto y a la lógica más elemental, razonaba el Caballo.

Todo el mundo sabe -continuaba en su razonamiento- que si los caballos fuéramos capaces de imaginar a Dios lo imaginaríamos en forma de Jinete.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en humor, psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.