el secreto de un hombre rico

“El secreto de un hombre rico”, de Ken Roberts (Ed. Obelisco), es una de esas novelas con robertsmensaje que tan de moda están, en la línea de “El vendedor más grande del mundo”, de Og Mandino, aunque la narrativa didáctica cuenta con una larga tradición, incluyendo nombres ilustres como W. Somerset Maugham o Hermann Hesse, o las Novelas Ejemplares del propio Cervantes. En este caso, Roberts explica de forma amena un mensaje que tantas veces hemos oído (y tan pocas practicado):

No preocuparte sobre quién eres y en qué te convertirás; debes enterrar el pasado muerto y no confiar en el futuro; debes estar aquí… Sólo estando Aquí podrás cambiar. Cuando te preguntas “¿Cómo?”, debes darte cuenta de que el Ahora es siempre la respuesta al Cómo.

Sólo dejando de lado los propios pensamientos y centrándonos en lo que sucede ahora, se puede encontrar la sabiduría y la capacidad de afrontar cualquier situación. Observando cómo van y vienen los pensamientos, actuando como un testigo imparcial de nuestras propias sensaciones y pensamientos, alcanzaremos una conciencia superior.

Vuelve al Ahora. Permanece atento y vuelve al Ahora. Una y otra vez. Miles de veces cada día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología, zen meditación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.