subir montañas

Hace ahora 46 años, Jim Whittaker subió a la cima del Everest. Fue una escalada dura, se quedaron sin oxígeno, pero finalmente lo consiguieron. Luego escribió:

«Uno nunca conquista una montaña. Las montañas no pueden ser conquistadas. Uno se conquista a sí mismo, sus esperanzas, sus temores».

Después de haberse conquistado a uno mismo, se pueden afrontar las montañas o dificultades que nos plantee la vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología. Guarda el enlace permanente.