si ves a Buda, mátalo

Si encuentras a Buda, mátalo. Este aforismo, que hemos oído en diversas ocasiones, e interpretado de distintas maneras, lo entiendo en el sentido de que el auténtico Buda está en el interior de cada uno de nosotros.

El sabio, con su dedo, señala a la Luna, y así el objetivo está en la Luna, no en mirar al dedo: nuestro modelo no es el maestro zen, no es Thich Nhat Hahn, ni siquiera Siddhartha Gautama. Puedes aprender de él -en realidad, puedes aprender de cualquiera-  pero si vas por el camino y te encuentras al propio Sakyamuni, él será un Buda falso para ti, porque tu auténtico maestro y tu auténtico modelo están dentro de ti mismo, y tu trabajo es mantener el silencio y la atención para permitir que el Buddha despierte.

El concepto de Buda es como la barca para cruzar el río. Una vez cruzado el río ¿de qué sirve la barca? El concepto de Buda sólo es útil para llegar a la experiencia de Buda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.