mismo mensaje

“La esencia de las enseñanzas de todos los sabios y santos, los fundamentos de todas las religiones y cultos son los mismos. Las personas pelean sin necesidad alguna sobre lo que no es esencial y se olvidan de la Meta. El hombre, en su naturaleza esencial, es un ser espiritual siempre libre, siempre puro, siempre perfecto e inmortal. Servid a todos. Amad a todos. Sed amables con todos. Sed compasivos. Sentid al prójimo como si fuera vosotros mismos”.

Swami Sivananda, Autobiografía, Editorial E.L.A.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en psicología, zen meditación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.