la superficie

El zen no pretende ser profundo; por el contrario, celebra la superficie de la vida, lo que salta al ojo; de ahí su genio estético.

Mariano Antolín Rato


Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.