meditación para dummies

En algunas entradas anteriores hemos visto que la meditación es una actitud que consiste en estar aquí ahora y percibir lo que realmente sucede; como cualquier actividad práctica, se ve beneficiada por el entrenamiento, sobre todo porque llevamos toda la vida entrenando la no-meditación, es decir, estar perdidos en torbellinos emocionales entre los recuerdos del pasado y la aprensión por un futuro impredecible.

Una vez comprendido lo beneficioso de practicar la meditación, la pregunta es: ¿cuándo hacerlo? ¿cuánto tiempo? Algunos dicen que se puede empezar por 10 ó 15 minutos, para ir ampliando hasta 30 min o quizá una hora. Los profesionales, como el Dalai Lama, pueden dedicarle 4 horas cada mañana, y otro rato antes de dormir.

Pero ¿cómo encajar esta actividad en nuestra vida apresurada? La meditación no puede ser una carga más, otro debería que nos obligue a presionar un horario ya sobrecargado.

Entonces, ¿cuánto tiempo dedicarle al día? ¿media hora? ¿cinco minutos? ¿un minuto? Para empezar, te propongo una forma de meditación en 30 segundos:

.

Sitúate: ¿qué sientes? ¿estás sentado, de pie, tumbado? Siente cómo se apoya tu cuerpo en la silla, los pies en el suelo, los brazos… ¿Estás apoyado sobre un lado, algún brazo en tensión, las piernas cruzadas, los hombros encogidos? Relájate. Toma conciencia de tu cuerpo en el espacio, del ambiente que te rodea: ¿estás en tu dormitorio, en el despacho, en un parque? ¿Qué sonidos hay, qué luz, qué olor? Suéltate. Sonríe suavemente.

Una vez situado, respira: lleva el aire despacio hasta el fondo de los pulmones; como si fueras a llenar el abdomen. Despacio, suave. Lleva la atención a tu forma de respirar; después de llenarlos, vacía los pulmones con suavidad, con lentitud, como si apretaras una esponja, prestando atención a todas las sensaciones. No hay nada que hacer, sólo respirar. Tranquilo. Despacio. Respira tres veces en silencio, profundamente. Luego, vuelve a tu vida con suavidad.

.

Entradas relacionadas:

* Actitud.

* Entrenar al elefante

P.D. 1: Después de escribir la entrada, se me ha ocurrido si no habrá en realidad algún libro de “Meditación para dummies”. Pues sí, lo hay: ahí está la foto.

P.D. 2: Conozco un método de meditación aún más breve: sólo 3 segundos, aunque para lograrlo es necesaria una larga experiencia con los métodos tradicionales. 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.