el centro

Todos tenemos un lugar compasivo, amoroso e indestructible en el centro de nuestro ser, y aunque la violencia y la negligencia pueden alejarnos de él, este centro esencial nunca nos abandona.

Stephen Gilligan

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.