un momento

Trata de detenerte y tomar conciencia de tu respiración de vez en cuando en el transcurso del día. Puede ser durante cinco minutos o incluso cinco segundos.

Entra en la plena aceptación del momento presente, de cómo te sientes y de qué percibes que ocurre. Durante esos momentos no trates de cambiar nada en absoluto, sólo respira y libérate. Respira y sé.

En ese momento, no tienes que conseguir que nada sea diferente; date permiso para dejar que el momento sea tal cual es. Respira.

Después, cuando estés preparado, avanza en la dirección que tu corazón te dicte, y hazlo atento y con resolución.

Jon Kabat-Zinn

.
..

.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en zen meditación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.