¡zas!

El “experimento Rosenhan” fue realizado en 1972 por el Dr. David Rosenhan y ocho colaboradores, que se presentaron en diversos hospitales psiquiátricos de EE. UU. diciendo que oían voces, concretamente sílabas sin sentido, como “¡zas!”. Sólo eso. Después de quedar ingresados se comportaron con normalidad; dijeron que ya estaban bien y que no oían voces.

Sin embargo, todos ellos fueron diagnosticados de enfermedades graves (psicosis, esquizofrenia) y quedaron ingresados una media de 19 días (el que estuvo más, 52 días), hasta que les dieron el alta como “esquizofrénicos en remisión”, al estimar que habían remitido los síntomas (que no tenían) como consecuencia de un tratamiento (que no tomaban).

Ninguno de los médicos ni enfermeras se dieron cuenta de que eran enfermos simulados, aunque sí los propios internos, que los tomaron por periodistas o creyeron que se habían infiltrado para espiar el funcionamiento del hospital.

En 1973, el Dr. Rosenhan publicó la experiencia en la revista Science (“Estar cuerdo en lugares dementes”), causando la lógica conmoción en el mundillo psiquiátrico. Un hospital le retó a enviar más pacientes falsos, afirmando que podrían detectarlos. David Rosenhan aceptó el reto, y tres meses después el hospital informó del resultado: habían encontrado 41 impostores. Sin embargo, el Dr. Rosenhan no había enviado a nadie…

La historia apareció hace unos meses en varios blogs (creo que la fuente original en español está en Un barco más grande, donde lo cuentan de forma muy divertida (merece la pena leerlo); más información en la wikipedia, en este este enlace o este otro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en humor, psicología y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.